Una de la cosas más debatida actualmente en torno a los efectos del cannabis es el riesgo derivado de su uso en el embarazo.Se sabe que el THC atraviesa la barrera placentaria y también se halla presente en la leche materna. La duda es si esta exposición perinatal puede dañar al feto o alterar el posterior desarrollo normal del niño.
“Los estudios con recién nacidos, bebes y niños no muestran defectos en el desarrollo físico o cognitivo relacionados con la exposición prenatal a la marihuana”(Morgan y Zimmer). Un estudio hecho en Dinamarca concluye que el uso del cannabis no es un factor de riesgo en el embarazo, pero sí un predictor de un status socioeconómico bajo y de consumo de otras sustancias. La conclusión de Morgan y Zimmer es: “Del mismo modo que es necesario aconsejar a las mujeres que se abstengan de utilizar cualquier droga durante el embarazo, el peso de la actual evidencia científica sugiere que la marihuana no es directamente dañina para el feto humano”.

Pero quizá la investigación más interesante y reveladora es la que se hizo a las mujeres restafaris en Jamaica, dicha investigación identifica los efectos neuroconductuales en neonatos de la exposición prenatal a la marihuana en la Jamaica rural.
En Jamaica el uso de la marihuana está culturalmente integrado y regulado por normas sociales que rigen la distribución y el consumo e impiden el abuso.En  las comunidades rurales donde se realizó este estudio la marihuana no se contempla sólo desde un punto de vista recreacional, sino que se le añade un valor medicinal y ritual. Los rastafaris, miembros de un grupo político-religioso, le asignan un valor sagrado.
Las mujeres rastafaris de Jamaica, apoyadas en la creencia popular acerca de las virtudes medicinales de la ganja y en la experiencia de parientes y vecinos, las mujeres jamaicanas la utilizan como medio de superar las dificultades inherentes al embarazo y el parto. Por ejemplo, 19 de las fumadoras de marihuana de la muestra de este estudio, manifestaron que les aumentaba el apetito durante el periodo prenatal y/o mejoraban en cuanto a las náuseas del embarazo; 15 contaron que la usaban para aliviar la fatiga y descansar mejor. Todas las madres estaban de acuerdo en que los efectos del cannabis sobre las náuseas y la fatiga eran buenos para ellas y para sus hijos”.
En este marco cultural los investigadores compararon un grupo de 24 mujeres consumidoras con uno de 20 que no usaban el cannabis. Como en la mayoría de estudios, no se hallaron diferencias en los datos relativos a talla, peso y madurez neurológica de los recién nacidos atribuibles al cannabis. Pero, sorprendentemente, los hijos de las madres fumadoras obtenían mejores resultados en variables como calidad de alerta, irritabilidad, autorregulación. Eran menos irritables, más espabilados y más estables. La Doctora Dreher lo explicó así: “La creencia habitual es que una madre consumidora habitual de marihuana será menos capaz de desarrollar un ambiente óptimo para ofrecer los cuidados necesarios a un recién nacido, pero en esta área rural de Jamaica donde un elevado consumo de ganja en una mujer es indicativo de un mayor nivel de educación y una independencia económica, parece que estas roots daughters son capaces de crear un entorno postnatal positivo para el desarrollo neonatal.”
El que en nuestro ámbito cultural hayan estudios con resultados contrarios no hace sino reforzar la hipótesis de que la marihuana no interfiere el normal desarrollo del recién nacido. El factor determinante para un buen desarrollo postnatal es proporcionar un entorno protector y afectivo al bebé, y esto no depende de que sustancias haya consumido la madre durante el embarazo, sino de variables como el nivel económico y grado educación.
No se ha demostrado que la marihuana cause grandes defectos de nacimiento. Estudios recientes han demostrado que no origina síndrome alcohólico en el feto, como habían afirmado repetidamente los enemigos del cannabis. Alguno investigadores piensan que la marihuana puede reducir ligeramente el peso del niño al nacer, lo cual se considera problemático para la salud del recién nacido. Por el contrario, un estudio llegó a la conclusión de que aumenta el peso del bebé. Otros afirman que el consumo habitual de marihuana por parte de la madre puede retrasar ligeramente el desarrollo posterior. De nuevo, las evidencias son contradictorias: un estudio realizado en Jamaica halló tasas de desarrollo acelerado en los niños nacidos de madres consumidoras
Al fin y al cabo vale la pena dejar cualquier sustancia de la cual tengamos la duda que dañará a nuestro hijo, sin embargo no debemos dejarnos influir solo por estudios hechos a madres drogadictas que generalmente consumen otras drogas aparte de la marihuana, este estudio en rastafaris muestra lo óptimo que podría entregarnos la marihuana al tener una sociedad que no nos estigmatice y teniendo la convicción de lo que hacemos está bien.
Quema lo que queda
http://quemaloquequeda.blogspot.com
 

Comentarios de Facebook:

4 Respuestas to Cannabis y embarazo

  1. emperatriz romero dice:

    tengo miedo yo soy consumidora de marihuana al enterarme deje de fumar no siento ansiedad ni nada en particular l verdad es que tengo miedo de causarle algún daño por mas mínimo que sea a mi bb estoy confundida yo la uso medicinalmente pero hay mucha controversia al respecto así k me informare mas me gustaría confiar en la redes pero ay cada tontera que nose si pudieran publicar mas estudios al respecto para la tranquilidad de muchas gestantes

  2. camila dice:

    Tengo 32 semanas de embarazo y soy consumidora conciente y equilibrada, me parece muy bueno que las futuras mamis nos pongamos a leer e informarnos sobre este tema. En lo peronal la cannabis ha logrado que yo entre en mejor conexion con el ser qe llevo dentro dandole asi a ella una hambientacion con el entorno exterior, concuerdo tambien con las chicas que han escrito que quita y/o reduce los molestos sintomas de gestacion… Esperando Conciencia al consumir les dejo toda la buena vibra… Jah Bless

  3. Janella dice:

    Hola!.. Yo me entere a los dos mese que estaba embarazada era consumidora habitual (3 caños al dia casi) y lo deje cuando supe. Ahora volvi a retomar mi maravilloso vicio a las 30 semanas.. Tengo 36 semanas y los medicos me han dicho qe el bebe viene sanito, incluso esta muy bien en el peso, aun queda un mes para qe nasca y esta pesando 3kg. Sera un bebe grande y fuerte. Espero que la sociedad sepa aceptar esta naturaleza.. Arriba la cannabis!!

  4. nano dice:

    hola chicos, me inquietud es la siguiente, mi novia y yo eramos consumidores ocasionales, siempre 2 a 3 caños cuando nos juntabamos, ella esta esperando una vida nueva, mi problema es que ella, padece mucho de nauseas, mareos y vomitos, sera recomendable darle una que otra fumada para esto? yo he dejado de fumar por apoyarla en cierta manera moral, para que no le den ganas etc,etc… favor necesito mas info de la marihuana en el embarazo, mi miedo ( como todos yo creo) que esto pueda afectar a nuestro bebe… de antemano agradesco todo….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Looking for something?

Use the form below to search the site:


Still not finding what you're looking for? Drop a comment on a post or contact us so we can take care of it!

Switch to our mobile site